Medicina para el alma de un trovador.....


Esta entrada va dirigida a un trovador de la red, el cual, por diversos motivos no se encuentra bien.

Ese trovador, es como el agua, escurridizo, a veces transparente como el cristal y otras tan oscuro como el mar en día de luna nueva.
Ese trovador, necesita curar ese cuerpo maltrecho, pero más aún ese alma de viejo navegante, a pesar de su corta edad.

Desde mi puesta de sol particular espero y deseo al trovador "Abrumado" que consiga caminar a la orilla del mar amarradito a la cintura de su sirena soñada.

1 comentarios:



* Raquel * dijo...

...que yo no conozco al trovador, pero sí que me imagino por lo que pasa. Y por eso me permito darle ánimos, porque las malas rachas son afortunadamente solo eso, "rachas".